Anuncio

Mascarilla facial de tomates

Mascarilla casera para un cutis radiante


mascarilla de tomates
En la actualidad son muchas las mujeres que tienen cutis graso.  Para ello hacen uso de diferentes tratamientos cosméticos, en base a cremas principalmente, que tienen como finalidad nivelar el nivel de grasitud de la piel para que ésta luzca sana y radiante.
A pesar de que la cosmetología entrega toda clase alternativas para la piel de hombres y mujeres, los tratamientos caseros, aquellas formulas naturales que provienen de la “botica de la abuela”, también brindan excelentes resultados.

En el día de hoy queremos comentarles acerca de la mascarilla de tomates, una rica mezcla de antioxidantes y vitaminas que proveen a la piel de toda la lozanía y vitalidad perdidas.
Cabe mencionar que el tomate es uno de los vegetales más comunes en los hogares y su principal beneficio radica en la sensación de frescura y limpieza para cutis grasos.  Es lo que podríamos llamar una fórmula astringente que combate la gratitud de la piel.

mascarilla de tomates

·       Como hacer una mascarilla de tomates para el cutis: Para hacer una mascarilla de tomates necesitaremos al menos dos tomates bien maduros, los cuales deberemos pelar y triturar hasta lograr una sustancia homogénea.  Lo ideal es que los tomates se encuentren un poco tibios a modo de facilitar que los poros de la piel se abran y reciban los beneficios de la mascarilla.
No debemos olvidar que esta mascarilla tiene un objetivo purificante y relajante para la piel, motivo por el cual deberemos aplicarla en momentos en que estemos tranquilas y sin mucho ruido alrededor. Otra opción es aplicar algunos gramos de azúcar a la mezcla para lograr un efecto exfoliante.
Comenzaremos a aplicar la mezcla justo en la zona T de nuestro rostro, que como seguramente ya sabes es la zona de la cara más propensa a generar grasitud.  Luego, esparciremos suave y lentamente, dando pequeños golpecitos con la yema de los dedos a fin de que la mascarilla logre llegar hasta las capas internas de la piel.  Continuaremos aplicando en la zona de las mejillas, repetiremos el mismo procedimiento.  
Dejaremos actuar, por al menos, 15 o 20 minutos.  Luego aclararemos con agua tibia y finalmente aplicaremos nuestro tónico e hidratante de costumbre.

Te aconsejamos repetir este procedimiento una vez a la semana.  Te reportará excelentes resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario